Como asar pimientos de La Rioja

Como asar pimientos

Ya estamos en temporada de pimientos y una de las buenas costumbres riojanas es asarlos para estar bien provistos todo el año de semejante manjar.
Los pimientos de la huerta de Tormantos tienen un piel firme y un sabor muy fino y suave.

Asar los pimientos es todo un arte pero sin grandes técnicas.

Lo primero es encontrar el soporte adecuado para asarlos. Lo mejor es una sartén vieja o una pandereta de lata.
Se pone al fuego sin aceite y esperamos a que se caliente.

Mientras se calienta la sartén, quitamos el rabo a los pimientos.
Colocamos cuidadosamente los pimientos en la sartén por la parte de abajo (el culo).

Cuando estén tostados, con cierto tono negruzco (no os asustéis, es como tienen que quedar) los removemos para que vayan cogiendo un color uniforme.

Encima de varias hojas de periódico colocamos los pimientos. De esta forma, aguantan el calor y se van recociendo.
Cuando ya estén fríos, los pelamos, les quitamos la piel. En caso de que se quede algún trozo de piel, con las manos bien limpias lo quitamos, nunca lo metemos al agua.

Y listos para congelar y tener provisiones todo el año.