Jalea Real

Jalea Real

Para adaptarnos al pequeño «Jet-Lag» del cambio horario y la vuelta a la rutina tras las vacaciones de Semana Santa, una buena solución para recuperar el ritmo es la Jalea Real.

La Jalea Real es una sustancia secretada por las abejas obreras que constituye el alimento de las larvas durante su tres primeros días de vida, y el único de la abeja reina durante toda su existencia. La esperanza de vida de una abeja obrera es de 30 a 40 días, mientras que la reina de una colmena puede vivir hasta 5 años gracias a la ingesta de esta sustancia.

Por ello, numerosos estudios se han volcado en descubrir cáales son las razones por las que la jalea mejora con gran notabilidad la vida de la abeja reina respecto a sus súbditos. En ellos se ha descubierto que la jalea, caracterizada por tener un aspecto blanquecino y espeso, contiene Vitaminas B, C, D y E. Propiedades bactericidas y bacteriostática, sales minerales, manganeso, calcio, cloruro, sodio, potasio, azufre, fósforo, aluminio, magnesio, silicio, hierro, cobre, cinc, cobalto y estroncio.

Aplicado al ser humano muchos lo han considerado casi un producto milagroso, pero si bien es cierto que no lo es, sí que están reconocidos los beneficios en personas requieren un soporte energético y reconstituyente así como una optimización de las funciones del organismo.

Propiedades de la Jalea Real

  • Mejora y aumenta el metabolismo basal o en reposo.
  • Es antioxidante, mejorando el metabolismo celular.
  • Actúa como epitelizante, regenerando tejidos, retardando el envejecimiento de la piel e hidratándola y otorgándole elasticidad.
  • Es antiséptica y aumenta las defensas.
  • Mejora la circulación de la sangre y ayuda a normalizar la tensión arterial.
  • Tonifica el hipotálamo.
  • Ayuda a combatir la fatiga muscular y mental.
  • Ayuda a tratar la anorexia y astenia en niños.
  • Disminuye la ansiedad y el nerviosismo.
  • Ayuda a mejorar el funcionamiento de las glándulas suprarrenales.

A pesar de todos estos beneficios es importante saber que la jalea está contraindicada en personas con insuficiencia crónica de las glándulas suprarrenales o con enfermedad de Addison. Así mismo, el exceso de consumo de ésta puede provocar efectos secundarios como cefaleas, taquicardia o elevación de la presión arterial, que son completamente evitables si se ingiere en dosis de entre 100 a 400mg diarios.

Debido a su composición, la jalea real fresca (virgen) se deteriora muy rápido por acción de la luz solar, el oxígeno del aire, la humedad y, principalmente, por el calor. Por ello, debe mantenerse a una temperatura de entre 0 – 2° C, envasada en recipientes opacos que la protejan de la luz y cerrados herméticamente