Pimientos de Guernica y del padrón: aprende a cocinarlos

Pimientos de Guernica y del padrón: aprende a cocinarlos

Los pimientos verdes fritos son como las pipas, empiezas con uno y no sabes cuando parar. Son sencillos de elaborar y éxito asegurado como aperitivo para cualquier comida, ya que no quita el hambre y te deja un fino regusto que te invita a seguir comiendo.

Hay variedad de pimientos verdes, por una parte están los del País o de Gernica, de una textura exquisita, suaves y muy sabrosos de comer.

La otra variedad son los pimientos del padrón que son un poco como jugar a la ruleta rusa, unos pican y otros no. La mayoría son suaves, pero de vez en cuando muerdes uno que pica más de la cuenta. Y es por ello que a unos gustan y a otros no.

Preparación:

PASO 1 – Calienta 1 cucharada de aceite en una sartén grande a fuego alto hasta que esté muy caliente.
PASO 2 – Añadimos los pimientos.
PASO 3 – Cocinamos siempre revolviendo de vez en cuando, hasta que la piel se ampolle y la pulpa se ablande, aproximadamente 4 minutos.
PASO 4 – Transferir a un bol, espolvorear con sal gorda y mezclar.

Son de los pequeños placeres que tiene la vida y que podemos disfrutar sin culpabilidad, ¡sanos y sabrosos!