Vuelve el “Principe de los Gruyeres”… Beaufort

QUESO-BEAFORT

El Beaufort es un queso francés que tiene un claro aroma a queso de vaca, cremoso, y sabor a mantequilla, franco a fruta. El sabor no es amargo sino fino, con un ligero sabor a avellana.

Se fabrica exclusivamente en verano, cuando las vacas de Raza Tarine pacen en las montañas a una altura de 1500 metros. Pastan 2 veces al día y tienen controlado lo que comen. Este queso se elabora solo con la leche que estas vacas generan en verano, por eso tiene muy poca producción y de ahí su precio tan elevado de 46,80 €

Producido en Saboya. Su área de producción se extiende por los valles de Beaufortain, de la Tarentaise, de la Maurienne y una parte de Val d’Arly.

Se benefició de una AOC después de 1968. Este queso de leche cruda forma parte de la familia de los gruyères y se le apoda el “Príncipe de los gruyeres”.

Se elabora con leche cruda de vaca. Es un queso de pasta prensada cocida y corteza natural cepillada. Las ruedas de queso pesan de 20 a 70 kg.
Se reconocen por su ausencia de agujeros, de manera que la textura resulta bastante cerrada; sólo se permitirán unos leves agujeros de gas y en ocasiones ranuras. Otro rasgo distintivo es su talón cóncavo característico, que resulta de su moldeado en un cerco de madera típico.

Se fabrican en los pastos alpinos o en un taller cooperativo, la leche entera y cruda se vierte en un caldero de cobre donde cuaja después se remueve sobre el fuego. Cuando el grano está hecho, el queso se moldea con una tela de lino y se ciñe con un molde de madera. El período de afinado varía de 5 a más de 12 meses. Las ruedas se salan, frotan y se dan la vuelta dos veces por semana.

Comprar queso Beaufort